Discurso en el Recinto sobre ampliación presupuestaria ~ Tati Meckievi

22 de septiembre de 2010

Discurso en el Recinto sobre ampliación presupuestaria

A continuación les transcribo la posición que tenemos desde el Bloque de Senadores de Unión Pro, sobre el Proyecto del Poder Ejecutivo para ampliar al presupuesto 2010 con endeudamiento.

Nuestra posición no objeta la autorización que se solicita para cubrir el mayor gasto, ya que de los fondos reclamados el 88% estará destinado al pago de salarios (cuyo incremento no fue previsto en el presupuesto en ejecución) y el 12% restante a transferencias a los municipios

Como le consta a este cuerpo, se votó el presupuesto 2010 sin previsión de aumento salarial y como consecuencia de ello es que hoy se busca este remedio.
También podemos agregar, que el presupuesto que hoy se pretende incrementar, prevé un índice inflacionario de ciencia ficción, ya que se estima en un 9%; vale decir, se equivocaron en un 75%.

Si discutimos el mecanismo, el monto y la operatoria de distribución de los fondos.
Se ha dispuesto un fondo para los municipios de $515.000.000 (quinientos quince millones de pesos) merced a una negociación en Diputados que logró un aumento equivalente al 3% de lo previsto en el Proyecto oficial.
De este FONDO PARA EL FORTALECIMIENTO DE LOS SERVICIOS MUNICIPALES, el 80% se distribuirá entre todos los municipios y el 20% restante en aquellos comprendidos en la cuenca Matanza Riachuelo.
Los parámetros adoptados fueron la distribución territorial para el 80% del monto y las Necesidades Básicas Insatisfechas para el 20% restante.
Es decir, no importa la afectación de compromisos que asumimos todos los bonaerenses endeudando la provincia con pagos que deberán realizar futuras gestiones, sin reclamar un PLAN DE INVERSIÓN ni la AFECTACIÓN A UN PLAN CON CONTROL DE EJECUCIÓN, máxime cuando parte de los recursos deben destinarse en el caso del conurbano a obras de saneamiento inespecíficas, como tantas veces se han reclamado y hoy la Corte Suprema intima una vez más.

Si discutimos que no se incluyan fondos para atender la necesidad de reforzar el presupuesto en SEGURIDAD, que se pretende definir como la prioridad pero que no se refleja en los hechos.
Los patrulleros policiales no pasarían la VTV, no cuentan con radio para comunicación, no tienen combustible.
No hay establecimientos para aplicar la Ley Penal Juvenil en lugares apropiados a los fines previstos para el adecuado tratamiento.
$1.800 es el sueldo del Agente Policial.
No hay fondos para el tratamiento y recuperación de adictos, ni para asistir a los hogares de menores en condiciones de dignidad.

Si discutimos el mayor endeudamiento ya que el gasto adicional debería cubrirse en primer lugar con los recursos fiscales que el presupuesto tiene pero que el proyecto subestima y que está dado por una Coparticipación Nacional mayor en unos $2.000 millones superior a la estimada.

Si, por el contrario, podemos cuestionar fuertemente por el lado del financiamiento.
En efecto, resulta insostenible para cualquier administración financiar permanentemente incrementos de sus gastos corrientes con niveles crecientes de deuda, en lugar de recursos genuinos, trasladando la restricción financiera a futuras administraciones y generaciones de bonaerenses.
Resulta inadmisible convalidar la retroalimentación de un proceso de endeudamiento con déficit creciente como pretende el gobierno de Scioli, lo cual, además de irresponsable, es sencillamente insostenible y que este año rondaría en los $10.000.000.000 (diez mil millones de pesos).
Además, el gobierno, al octavo mes de ejecución del presupuesto sólo ha utilizado el 25% del total del endeudamiento de $12.000.000 (doce millones de pesos) autorizado por el actual presupuesto.
No se entiende por lo tanto para qué ampliarlo cuando tienen capacidad para colocar deuda por $9.000 millones adicionales.
Políticamente podría arriesgar que la finalidad es transitar con independencia económica el Gobierno Nacional el próximo ejercicio del 2011.
También es necesario tener en cuenta que se han reducido por el Gobierno Nacional las necesidades de financiamiento en $2.343 millones por el Plan de Desendeudamiento Provincial y que, en consecuencia, debería sobrar un monto equivalente que se suponía presupuestado para hacer frente a este pago y que hoy debiera ser excedente.


LA CUESTION FEDERAL

No se puede analizar el proyecto en cuestión sin tomar en consideración la imperiosa necesidad de replantear la relación fiscal Nación-Provincia.
Los Diputados Nacionales de la Provincia tienen que defender la Provincia. Sólo coparticipando el impuesto al cheque, la Provincia estaría percibiendo, a valores corrientes, recursos adicionales del orden de los $2.000 millones de pesos por año, cifra superior al endeudamiento adicional solicitado por el Gobernador en el Proyecto de Ley.
Adicionalmente, considerando la reposición de los 7 puntos de coparticipación, que no se reclaman, la garantía del piso del 34% de la Ley de Coparticipación que continúa suspendida desde 2001, y la eliminación del tope del “Fondo del Conurbano” que cuando se constituyó equivalía al 10% de la recaudación del impuesto a las ganancias y que hoy se mantiene congelado.
La Provincia de Buenos Aires debe discutir recursos con Nación y el resto de las Provincias, estos montos equivaldrían junto a la coparticipación al impuesto al cheque a la suma aproximadamente de $17.400 millones de pesos anuales, a valores corrientes.
La modificación de la fuente de financiamiento destinada a planes sociales del Ministerio de Desarrollo Social, al pasar del endeudamiento externo con Organismos Internacionales por $1.000 millones de pesos a endeudamiento común, empeorarán las condiciones financieras (tasas, plazos, etc.), ya que los plazos de los organismos son mayores y menores los intereses que los que ahora se van a pagar al contratar con sectores privados de la Banca Extranjera (cuando se había hablado que sería en la Banca Nacional) del mercado financiero donde se afrontarán tazas cercanas al 12% anual en dólares, cuando la pauta del Gobierno Nacional mantiene un dólar congelado en $ 4,00, sin ninguna duda será un gran negocio para el sector financiero privado internacional y una pesada deuda para la Provincia de Buenos Aires.

Es por las razones expuestas que votamos por la negativa al presente proyecto.-