Gendarmería Nacional en la Provincia ~ Tati Meckievi

18 de febrero de 2011

Gendarmería Nacional en la Provincia

Esta semana presenté un Proyecto cuyo objetivo es obtener información detallada sobre la decisión del Poder Ejecutivo Nacional de enviar efectivos de la Gendarmería para reforzar la seguridad en el Conurbano Bonaerense.
Como es sabido, han existido diversas manifestaciones de parte del Ministerio de Seguridad de la Nación señalando que disminuyó la tasa de criminalidad que existían en la Provincia y que eso se debe a la disuasión que provoca la presencia de más efectivos. Según diversos medios, la Procuración General de la Corte aún no tiene las estadísticas del segundo semestre de 2010. Lo que nos lleva a concluir que es difícil de saber cómo se puede tener la certeza de la disminución en materia delictiva.
Ahora bien, el año pasado se autorizó al Poder Ejecutivo el endeudamiento por más de 5.000 Millones de Pesos para diversas cuestiones presupuestarias provinciales. Asimismo, este Bloque consiguió que se destinaran 700 millones para cuestiones estrictas de seguridad. No obstante, la inacción frente al delito es total. Todavía no se ven que las (escasas) medidas tomadas por el Ejecutivo Provincial hayan sido eficaces y mucho menos adecuadas.
Por ello vemos necesario preguntar al Poder Ejecutivo sobre las condiciones pautadas por la Nación para el ingreso de Gendarmes a la Provincia, cuántos han ingresado y si falta todavía el arribo de más efectivos nacionales. No se sabe quién correrá con los gastos de este operativo, cuál es la estrategia técnica para que el delito sea evitado, ni quién coordinará las tareas para la actuación conjunta de las fuerzas nacionales y provinciales. Es decir, hay una falta de información total sobre un tema que ni más, ni menos, involucra la vida de millones de bonaerenses.
De esta manera, el Poder Ejecutivo Provincial, como hemos sostenido reiteradamente, sale de manera improvisada a realizar pequeños ajustes coyunturales sobre un sistema de seguridad que requiere de mayores compromisos para prevenir y retener al delincuente.
De lo expuesto se desprende que con solamente traer gendarmes no se soluciona la falencia del Estado Provincial en lo que se refiere al derecho primordial a la vida y a la libertad. Sino que hay que concretar una política de estado comprensiva que abarque la compra de insumos para prevenir el delito, pero también para crear los ámbitos de tratamiento y recuperación de los menores. Hay que abordar el tema y prevenir las adicciones, mejorando también la infraestructura tendiente a contener y resocializar al delincuente, así como también crear las condiciones sociales que permitan la realización del ser humano en una sociedad más justa.