Pedido de informes sobre el accidente de San Miguel ~ Tati Meckievi

18 de febrero de 2011

Pedido de informes sobre el accidente de San Miguel

Luego del lamentable accidente ocurrido el pasado miércoles 16 entre dos formaciones de las empresas Ferrobaires y San Martín, presenté en la Cámara un Pedido de Informes. En el mismo, solicito al Poder Ejecutivo información sobre distintas cuestiones para clarificar el hecho. No sólo aspectos vinculados al accidente en sí, sino también sobre tareas de mantenimiento de las formaciones y el rol del Estado en la preservación de las mismas en pos de un transporte seguro y eficaz.
Cabe recordar que el año pasado, el Gobierno Provincial fue autorizado para endeudarse de adicional en más de Cinco Mil Millones de Pesos ($5.000.000.000) a lo establecido en el presupuesto 2010. Evidentemente con este “salvoconducto” no realizó ningún tipo de inversión en materia de transporte ferroviario, al menos en lo que a mantenimiento se refiere, aspecto que justamente hace a la seguridad de las personas.
Pero el presupuesto 2011 no contempla inversión del Estado Provincial en materia de mantenimiento, renovación y optimización de las formaciones ferroviarias que administra. En este orden de ideas es necesario remarcar que es una obligación indelegable del Gobierno, por ser un Servicio Público, poner todos los recursos necesarios para garantizar un servicio eficaz, seguro y responsable.
La empresa Ferrobaires padece graves problemas de mantenimiento de su parque de locomotoras, lo que ha motivado mayores reducciones en los servicios prestados y frecuentes demoras y cancelaciones. Tras meses de negociaciones con el Gobierno Nacional, el 8 de febrero de 2007 se firmó un convenio entre los Estados Nacional y Bonaerense para transferir los servicios ferroviarios a la Nación, circunstancia ésta que fue aprobada por Decreto 1021/07 y ratificado por la Ley 13.705.
Este hecho demostraría que, en lugar de dejar en manos de los bonerenses sus ferrocarriles y mantenerlos de manera adecuada, busca entregarlos a la Nación.