Informe para amigos y compañeros ~ Tati Meckievi

4 de junio de 2011

Informe para amigos y compañeros

Compañeros

Ante los acontecimientos políticos que dan cuenta de la conformación de una alianza entre el espacio conducido por Francisco De Narváez y Ricardo Alfonsín, en representación de la Unión Cívica Radical y en virtud de la necesidad de esclarecer mi posición política, quiero expresar con absoluta nitidez y sin margen a duda alguna que por disentir con dicha decisión he renunciado al espacio que conduce Francisco De Narváez, como así también a representar a Unión Pro en el Senado de la Provincia de Buenos Aires.

Que ésta posición se formalizará legalmente en la próxima sesión de la Cámara, oportunidad en la que conformaré un nuevo Bloque Legislativo.

Que tengo por el Partido Radical y por las personas que lo representan enorme respeto, tan grande como el que siento por mi y la causa justicialista que abracé toda mi vida sin especulación alguna, en las buenas y en las malas, sin esconder mis disidencias, ni antes ni ahora.

Que también debo aclarar que bajo ninguna cirscunstancia, ni en primera ni en segunda vuelta, votaré por la Unión Cívica Radical.

Que seguiré tratando de expresar a quienes votaron una alternativa al oficialismo y que represento desde lo que se llamó “Peronismo Disidente” primero o “Peronismo Federal” después, el cual plagado de errores no ha logrado responder a aquel mandato, pero que nunca fue transferir ese esfuerzo a la Unión Cívica Radical que en la elección en que fuimos electos, tuvo su representación como alternativa para quienes en ella confiaran y a nosotros nos dieron otra.

No soy yo quien se va, pues si así lo hiciera, también renunciaría al cargo, como ya lo hice siendo Ministro de Justicia de la Provincia de Buenos Aires cuando consideré que estaban subordinando los intereses de la Provincia al kirchnerismo. Y esto fue en tiempos del máximo esplendor de esa fuerza política, o como cuando siendo Intendente Municipal enfrenté en soledad al Gobierno Provincial y Nacional.

Podré equivocarme mil veces, pero jamás sentiré vergüenza, si lo que sigo son convicciones.

Afectuosamente

Alfredo César Meckievi