Ramón Landajo ~ Tati Meckievi

31 de julio de 2011

Ramón Landajo

Ramón fue secretario privado del General Perón durante 17 años. Cuenta hoy con 83 años de edad y siempre que nos encontramos me encanta conversar con él largo y tendido, porque pocos conocen aspectos tan importantes de la vida y pensamiento del General como él.
Ramón fue al exilio con el General en el año ´55 y permaneció junto a él hasta el regreso.
Les contaré una anécdota que él me contó y que pocos conocen:
La Revolución Fusiladora del ´55, entre muchas otras cosas que hizo para combatir al peronismo (recuerden mi librito “Nomeolvides”), difamó a Perón diciendo que contaba con una enorme fortuna de trescientos cincuenta millones de pesos.
La verdad fue que todo el capital que tenía Perón cuando debió exiliarse era de 13.000 dólares.
Un día, Ramón indignado por una publicación de un diario argentino que hacía referencia a la supuesta fortuna (nadie mejor que él conocía estos detalles) le lleva el diario a Perón y le dice “…mire mi General lo que dicen estos difamadores, hay que hacer algo, hay que desmentirlo…” El General lo miró y le dijo “Ramón no desmienta… La difamación nos dará crédito…”
Según Ramón “Estaba claro que íbamos a necesitar ayuda económica y si pensaban que teníamos tanta plata, iba a ser más fácil conseguir un préstamo.”
Una hermosa anécdota que sirve para recordar que hoy, su viuda María Estela Martinez de Perón, ha debido vender parte de la casa que habita en España, justamente por no tener fortuna.
Cosas de la historia.