Liberación del mercado de trigo ~ Tati Meckievi

4 de agosto de 2011

Liberación del mercado de trigo

En el día de hoy, presenté un Proyecto de Declaración solicitando al Poder Ejecutivo Provincial que arbitre los medios pertinentes, ante las autoridades Nacionales correspondientes, para que se proceda a la apertura total de las exportaciones del mercado de trigo. Ya que la reciente liberación de 450.000 toneladas de trigo para su comercialización, es claramente insuficiente, teniendo en cuenta que hay en la actualidad más de 4.000.000 de toneladas sin vender.
Si a eso le agregamos que solamente dos cooperativas y productores de la Provincia de Entre Ríos son los autorizados para su comercialización, estamos ante una grave discriminación para todos los productores de la Provincia de Buenos Aires. Esto, además es una ventaja solamente para los exportadores que ya tienen comprada la mercadería, por lo que no habrá posibilidades de comerciar para los productores.
Hay que agregar que según lo prometido, ésta vez podrá comercializarse éste cupo al FAS teórico (precio de exportación menos retenciones). Esto es un reconocimiento de lo que ha sucedido los últimos cinco años, en los que el producto se vendió al precio del mercado interno (siendo un tercio de la producción lo que se consume internamente), provocando un grave quebranto a los productores y una transferencia inédita de éstos a la molinería y los grandes exportadores.
Cabe destacar que debido a los problemas de comercialización, en la Región de nuestro Sudoeste, donde el trigo es prácticamente un monocultivo, la previsión se siembra para éste año caerá entre un 6 a un 10%, y en nuestro Sudeste se prevé una caída de entre un 10 y un 15%. Acotemos, además, que esta región de la Provincia de Buenos Aires viene de una sequía de tres años consecutivos y que ésta fue la primera cosecha normal que podrá traer un rédito para el alicaído sector agrícola.
Por eso mismo, para normalizar el funcionamiento del mercado del trigo, la única vía posible es la apertura de las exportaciones, que asegure la puja de los actores comerciales en igualdad de condiciones, y no la asignación discrecional de cupos de exportación, que deja a la mayoría de los productores con la imposibilidad de vender su producción.