Sesión especial por el 24 de marzo ~ Tati Meckievi

26 de marzo de 2012

Sesión especial por el 24 de marzo

A continuación, transcribo la nota publicada en el Diario El Día de La Plata con motivo de la sesión especial llevada a cabo entre las dos Cámaras de la Legislatura de la Provincia el pasado 24 de marzo.


Pasado y presente en un sorpresivo y duro debate político en la Legislatura

La sesión especial que se realizó ayer en la Legislatura en el marco de las actividades por un nuevo aniversario del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 estaba prevista para un único fin: repudiar aquel proceso militar y rendir homenaje a las víctimas del terrorismo de Estado que desplegó la dictadura. Sin embargo, sorpresivamente, el plenario se convirtió en escenario de un debate que incluyó duros cruces entre diputados y senadores del oficialismo y de la oposición sobre el papel de los partidos políticos en los años de la dictadura militar y sobre el pasado y el presente de la militancia juvenil.

Luego de las lecturas de los homenajes a los desaparecidos asesinados durante la dictadura y el mensaje de todos los bloques políticos de repudio "al terrorismo de Estado y su aparato represivo que se instituyeron como ejecutores de un plan político y económico", la sesión presidida por el vicegobernador Gabriel Mariotto y el titular de la Cámara de Diputados Horacio González, derivó, en efecto, hacia un debate que tuvo como protagonistas al legislador de La Cámpora José Ottavis, al jefe del bloque de senadores del Pro Peronismo Alfredo Meckievi y al diputado de la Coalición Cívica Walter Martello.

"CORAJE RETROACTIVO"

La chispa se encendió con la intervención del peronista disidente Meckievi, quien marcó "contrastes" entre la militancia juvenil de la década del '70 y de la actualidad, en lo que pareció una referencia directa a La Cámpora.

"Aquella era una militancia con valores, porque no soñábamos con ser concejales, diputados o intendentes. Militábamos sin saber si íbamos a ver la democracia", dijo. Y agregó que en la actualidad, en la militancia juvenil hay "un coraje reatroactivo".

"Son valientes hoy, que seguramente es más fácil. Nosotros teníamos miedo, no teníamos un coraje distinto, pero teníamos valores, solidaridad, compañerismo", disparó Meckievi, quien en ese marco también afirmó que si bien en la actualidad "puede haber liderazgos fuertes, no se ha logrado una reestructuración de los partidos políticos, la crisis de los partidos aún está vigente".

La intervención del senador tuvo una inmediata réplica de parte de Ottavis, quien afirmó que la presencia de jóvenes en los actos de repudio al golpe de Estado "demuestra que los partidos políticos no están en crisis". El diputado de La Cámpora se dirigió directamente a Meckievi e hizo una fuerte defensa de la política de Derechos Humanos de Néstor y Cristina Kirchner, "que no dejaron las convicciones en la puerta de la Casa Rosada". Y "chicaneó": "Algunos sólo pueden hablar del pasado".

Meckievi volvió a intervenir y subió la apuesta, al señalar que nunca vio al matrimonio Kirchner en la militancia juvenil universitaria peronista de los ´70, de la que él, dijo, fue parte. "Estoy siguiendo atentamente el discurso que te hicieron, pero no quiero hacer de esto una polémica personal", agregó.

LA TRIPLE A Y EL PERONISMO

En medio de un clima ya tenso, el presidente del bloque de diputados de la Coalición Cívica Walter Martello avivó la polémica al señalar que el peronismo debe "hacerse cargo" por la irrupción de grupos paramilitares como la Alianza Anticomunista Argentina (la "Triple A") "que antes de que se estableciera el gobierno militar fue la fuerza de choque -aseguró- de Perón, Cámpora e Isabel".

"Los que decían pertenecer a esa juventud maravillosa eran los mismos que los combatían" disparó el diputado, quien agregó que en la Triple A participaron jóvenes peronistas y dirigentes sindicales.

Por su lado, desde el bloque de Nuevo Encuentro referenciado con el diputado Martín Sabbatella se aprovechó el plenario para renovar sus críticas al gobernador Daniel Scioli. El diputado Marcelo Saín consideró que el "deber de la clase política bonaerense, en particular del Ejecutivo provincial y de los legisladores actuales es que el pasado no tenga presencia en nuestras instituciones".

"La Provincia no ha ido en consonancia con el compromiso y la voluntad que han demostrado el ex presidente Néstor Kirchner y la presidenta Cristina Fernández con la memoria y la verdad. Y esa disonancia ha permitido colar algunas huellas de la dictadura entre nuestras instituciones, que tienen nombre y apellido: Jorge Julio López, Luciano Arruga y Miguel Bru", disparó Saín.