Juegos de azar para la Provincia ~ Tati Meckievi

4 de julio de 2012

Juegos de azar para la Provincia


Convencido que el Estado Provincial no puede resignar y dejar en manos de privados las enormes ganancias que se producen anualmente por los juegos de azar, en cualquiera de sus modalidades, he presentado en el día de ayer el proyecto de Ley E-143/12-13. A través del mismo se propone que sea el Estado Bonaerense el que explote por sí mismo todas las salas de bingo y máquinas tragamonedas, casinos, hipódromos y juegos de azar, creados o por crearse. 
Por muchos años el juego ha sido una gran herida en materia de juegos de azar por cuanto quedaba su explotación fuera del marco de la Ley. Pero a partir de la sanción de la Ley 10.305 la Provincia tomó para sí la explotación y administración de los juegos de azar, ya fuera por medios propios o a través de agencias que comercializaran las distintas modalidades de juegos habilitados en la misma. Esto tenía dos objetivos principales. Uno, terminar con el manejo ilegal del juego y sus exuberantes ganancias. Y otro, permitir precisamente que esas ganancias pasaran a formar parte de los ingresos públicos.
Ahora bien. Aquello que en principio aparecía como un vehiculo para engrosar las arcas provinciales, pronto se convirtió en una fuente de inagotables negocios para grupos económicos que vieron en el juego, una veta importante para rápidas ganancias. El tiempo y los requerimientos financieros de la Provincia, fueron provocando una dependencia cada vez mayor respecto de los poseedores de las licencias de explotación del juego.
Así, el licenciatario fue de alguna manera esclavizando al Estado Provincial, anticipando importantes sumas de dinero a cuenta de cánones a pagar. Y ahora, tal como se anticipa, a cuenta de renovación de licencias que se harán efectivas, incluso mucho antes de la finalización de las actuales.
Por ese motivo considero de fundamental importancia que la Provincia de Buenos Aires sea quien explote por sí misma todas las salas de juegos de azar.