Repudio a las agresiones a la caravana del Frente Renovador ~ Tati Meckievi

23 de septiembre de 2013

Repudio a las agresiones a la caravana del Frente Renovador

A raíz de los hechos de violencia sufridos por militantes del Frente Renovador en el acto llevado ayer, domingo 22 de Septiembre, en el partido de La Matanza, hoy presenté un Proyecto repudiando los acontecimientos y pidiendo el rápido esclarecimiento de los mismos.
El objetivo es hacer explícito el repudio y preocupación por los actos de violencia sufridos por militantes.
Cabe mencionar que el Frente Renovador, así como tantas otras fuerzas políticas, se prepara y da a conocer a la ciudadanía de la Provincia, su propuesta de cara a las próximas elecciones. En ese marco, durante la jornada de ayer daba inicio a sus actos con una caravana que tenía como escenario, el importante partido de La Matanza. Pero el mismo debió ser suspendido habida cuenta de la injustificable agresión sufrida por los manifestantes.
Personas heridas que debieron ser hospitalizadas, daños materiales y la amarga frustración por lo que significa un grave retroceso en la vida democrática de la Nación, fueron los resultados más visibles de los hechos. Sin perjuicio de los cuales, queda lugar para otro tipo de consecuencias no tan explícitas como pueden ser el desánimo y temor que pueda generar en las personas para el futuro.
La política está desde hace ya mucho tiempo en el centro de atención de todos los ciudadanos. Si bien se reconoce que es el único instrumento por el cual es posible transformar la realidad de un pueblo, la ve con alto grado de preocupación y escepticismo dado que no encuentra en ella las respuestas a sus necesidades.
Los hechos de ayer son preocupantes en primer lugar, por las personas que han resultado lastimadas, pero fundamentalmente por lo que representa en la vida democrática del País. Treinta años de democracia ininterrumpida es en sí mismo, un logro trascendente para nuestra Nación. Costaron muerte y desaparición de personas, proscripciones, falta de derechos y garantías de toda índole. Demasiado alto el costo como para empañarlo con hechos como los que dieron motivo a mi iniciativa.
Resulta imperioso que las autoridades Provinciales esclarezcan rápidamente los hechos a fin de poder deslindar responsabilidades y dejar a buen resguardo el honor de las personas que nada tuvieron que ver, ni fáctica ni ideológicamente con los hechos. Y a la vez imponer las penas que correspondan a aquellos que sí lo tuvieron. Por otra parte, ello será una clara señal para los millones de ciudadanos que podrán sentir que el Estado los protege en cualquier tiempo y circunstancia.
Se hace necesario insistir con el concepto de que todo es posible cuando el diálogo sincero y la convivencia respetuosa son el marco para la discusión entre las personas y sus ideas. Rechacemos cualquier tipo de violencia. El futuro de la Nación y el de nuestros hijos así lo exige.