Con el Viceministro de Economía de Bolivia ~ Tati Meckievi

16 de octubre de 2014

Con el Viceministro de Economía de Bolivia

Nos reunimos con el Viceministro de Economía del Estado Plurinacional de Bolivia, Lic. Roger Edwin Rojas Ulo, uno de los funcionarios que se mantiene en el cargo desde hace varios años y que completó su formación en la Universidad del Salvador en nuestro país.
El Ministerio tiene un convenio de capacitación económica con la Universidad Nacional de La Plata.
Hace 60 años que la economía boliviana era deficitaria y en los últimos 8 años mantiene un superávit fiscal. Han trabajado en potenciar el mercado interno con procesos de nacionalización, inversión pública y redistribución de ingresos.
El objetivo del proceso político es convertirse en la capital energética de América Latina.
Ha dictado una ley de inversión privada facilitando el desarrollo económico.
Por ley ha dispuesto que si la economía crece más del 4,5% anual se debe pagar, tanto a empleados públicos como privados, un nuevo aguinaldo, es decir el sueldo número 14 para dinamizar la economía. Debemos señalar que este año también creció por encima del 5%.
Otra medida significativa en lo económico esta dada por una reciente ley que dispone que los Bancos públicos y privados deben disponer del 6% de la ganancia con destino al fomento de la vivienda social y de créditos productivos.
Bolivia no cobra retenciones a la producción y el IVA es del 13%.
Ocupa el primer lugar en la actualidad en crecimiento económico de América Latina. Tiene un PBI de 2.757 dólares por cápita.
La tasa de desempleo es del 3.2%. La pobreza extrema del 18.8%, que equivale a unas dos millones de personas.
Tiene una balanza positiva con nuestro país, es decir que nos vende por encima del valor de lo que nos compra.La inflación anual es del 5%.
Asimismo nos señalaba que no puede exportarle más gas a nuestro país, pese a la necesidad que tenemos, porque el actual gasoducto despacha su máxima capacidad y que el nuevo conducto para duplicar el envío de gas denominado “Juana Azurduy” fue realizado por Bolivia en todo su territorio, pero nuestro país no hizo lo propio en el nuestro.
Como medida de impacto social ha lanzado un plan denominado “Juancito Pinto” consistente en otorgar por cada niño, y hasta el sexto grado escolar, la suma de 200 bolivianos por año, equivalente a 30 dólares que, si bien es a todas luces insuficiente, ha generado un importante efecto que estimo en función de la inexistencia del Estado para con estos ciudadanos hasta la implementación de estas políticas.
También está el funcionamiento un plan denominado “Juana Azurduy” para madres con niños de hasta 2 años de edad que podríamos considerar como un plan materno infantil equivalente a 320 bolivianos en el período de gestación y de 125 bolivianos hasta los 2 años de edad, que se les paga bimestralmente.